“Tu le lavas la ropa y yo se la quito” Amante quizo humillar a la esposa, pero se llevo la gran lección de su vida

Para nadie es un secreto que desde que un hombre está siendo infiel es imposible ignorar las señales que da: reuniones de Su trabajo a altas horas de la noche, manchas de lápiz labial en la ropa, aroma a perfume de otra mujer, etc.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *